Todos los que somos padeleros sabemos que uno de los mayores dolores de cabeza viene a la hora de elegir qué pala de padel comprar. Salen cada vez más marcas, aparecen nuevas tecnologías, distintas formas de pala... Para facilitarte esta labor, vamos a ver lo básico que debes tener en cuenta a la hora de comprar palas de padel en función de tus características y estilo de juego: 

Forma de las palas de padel


Es lo más importante a la hora de comprar una pala u otra. Hay 3 formas básicas de pala y, aunque haya algunas variaciones de cada una de ellas, nos centraremos en esas tres.


- Palas Redondas: están enfocadas a mejorar el control sobre la bola, por eso son las más recomendables para iniciación. Deben comprar palas de padel de este tipo aquellos jugadores que tengan buena fuerza de golpeo y quieran controlar mejor la trayectoria de la bola. Si tu problema es que tus golpes se te van al muro con frecuencia o te cuesta dirigir el golpe, estas palas son las más adecuadas para ti. Un buen ejemplo de este tipo de palas serían las palas Nox y más concretamente la nueva Nox Magma


- Palas con forma de Diamante: serían el extremo opuesto a las palas del tipo anterior. Indicadas para jugadores con buen control de bola que busquen un plus de potencia en su juego. Debido a su mayor salida de bola, estas palas son más recomendables para jugadores de un nivel más avanzado, con buena técnica y/o buena mano. Si quieres comprar una pala que te de más potencia que control, las palas "adiamantadas" suelen ser las más apropiadas para ello. Un buen ejemplo de este tipo de palas de padel sería la LX Lobera.


- Palas con forma de Lágrima: se sitúan entre las dos anteriores, tratando de ofrecer un mayor equilibrio entre potencia y control. Son una buena opción para aquellos jugadores que no saben qué pala de padel comprar para su estilo de juego o que simplemente no buscan reforzar ningún aspecto en concreto. Como ejemplo de estos modelos de palas destacamos especialmente esta temporada las palas Vibora.



Comprar palas padel



Qué tipo de núcleo elegir para nuestra pala


También se suele hacer referencia a este apartado como "goma". Se refiere al tipo de goma empleado en el núcleo de la pala y normalmente lleva cierta consonancia con cada una de las formas vistas anteriormente. Cada vez inventan más variaciones pero esta sería la clasificación básica del tipo de núcleo que incorporan todas las palas de padel.


- Palas de Foam: es el que más despide, ofreciendo un mayor tacto en el golpeo y lo que llamamos "efecto muelle", ya que es como si la pala absorbiera la bola y al volver a su posición natural la devolviera con mayor velocidad a la que traía. El FOAM, también conocido como memory foam, es por tanto el tipo de goma que ofrece mayor potencia, por lo que suele asociarse a las palas con forma de diamante aunque su uso es cada vez menor, siendo más habitual en la actualidad encontrarla como una variante de la goma EVA que veremos a continuación ("EVA Ultra Soft" o similar). Por contra, las palas de Foam ofrecen menor durabilidad y dan una sensación de menor calidad de acabados.


- Palas de Goma EVA: es la goma reina en la actualidad, la más usada por todos los fabricantes. Al contrario que las de Foam, el tacto de estas palas es más duro y su función es "repeler" el golpe con una velocidad parecida a la que llevaba del contrario. Como habrás imaginado, este núcleo es más habitual en palas de padel con forma redonda, ya que propician un mayor control en el golpeo. Muchas marcas de padel ofrecen una versión más blanda de este tipo de goma en algunos de sus modelos, generalmente diferenciándolas con el término SOFT o alguna variante del mismo.


- Palas de Polietileno: al igual que pasaba con la lágrima en la forma de las palas, trata de combinar lo mejor de los dos mundos, en este caso el Foam y la goma EVA. En la práctica es poco habitual encontrar marcas que realmente empleen únicamente este material en la fabricación de sus palas de padel. Aunque es cierto que poco a poco están sustituyendo a las de foam, las cuales son cada vez más difíciles de adquirir.


Y ahora... qué pala de padel comprar?


La forma y el tipo de goma empleado en el núcleo son los 2 aspectos principales a tener en cuenta a la hora de comprar palas de padel, pero hay otros a considerar en función de los gustos de cada uno, como el puente o el mango. El perfil máximo legal son 38mm y el 99% de las palas de padel son de dicha medida, por lo que asumiremos que comprarás una pala con un perfil de 38mm y obviaremos el resto. 


- El puente de la pala puede ser abierto o cerrado. Las más comunes son las primeras, siendo más manejables y fáciles de "arrastrar". Las de puente cerrado son más permisivas, ya que tienen mayor superficie de golpeo. Por contra, deberemos vencer mayor resistencia de golpeo.


- El tamaño del mango de la pala suele ser más una cuestión de gustos aunque algunos jugadores con la mano muy grande pueden tener problemas con el mango de algunas palas si este es demasiado pequeño. Mangos más largos suelen ser asociados a palas de mayor pegada, por su similitud con los empleados en las raquetas de tenis, mientras que los más cortos suelen darse con más frecuencia en palas de control.


Comprar pala de padel



Consejos después de comprar palas de padel


Hasta ahora hemos visto lo principal que debes tener en cuenta cuando vas a comprar palas de padel pero también hay una serie de detalles que conviene cuidar después de su compra. Los resumimos a continuación:


- Overgrip: el que viene de fábrica en el mango de la pala no suele ser el mejor del mundo, por lo que recomendamos poner al menos un overgrip nuevo y alguno más dependiendo del tamaño de tu mano. Intenta que, una vez coges la pala, quepa aproximadamente un dedo de separación en el hueco de tu empuñadura. Aunque el mejor consejo en este sentido es que te sientas cómodo con ella. Si tienes una mano muy pequeña, puedes sustituirlo por el que viene de fábrica o simplemente dejar este. Te aconsejamos que el overgrip de tu pala sea blanco porque, además de no desteñir, por lo general proporcionan un agarre algo mejor.


- Conservación: es conveniente que si has gastado tiempo en elegir la pala de padel que comprar y en ocasiones un buen dinero, al menos la conserves decentemente después. Tu pala, tu juego en la pista y tu bolsillo te lo agradecerán a largo plazo. Lo más recomendable es que tu pala de padel descanse siempre en un compartimento térmico. Si no dispones de un paletero de este tipo, trata de que como mínimo esté en su funda oficial, la cual incluyen todas nuestras palas.


Si tienes cualquier duda, mil palas rondándote la cabeza y no sabes qué pala de padel comprar, coméntanoslo. Estaremos encantados de ayudarte en la elección y posterior compra, ya sea en Padelpatriots o en otra tienda de padel ;)

Si te ha resultado útil esta guía, por favor compártela en tu red social favorita más abajo.