• Primer consejo para jugar al padel: no juegues durante el calentamiento como si te fuera la vida en ello. Mucha gente se emplea durante el peloteo con la misma intensidad que durante el partido o incluso más. Así lo único que conseguirás es cansarte antes y poner en aviso al rival. Durante este calentamiento previo a jugar un partido de padel, trata simplemente de buscar sensaciones y coger confianza poniendo bolas fáciles en el campo rival.
  • Segundo consejo para jugar al padel: trata de mantener esa misma línea y jugar de menos a más. Las primeras bolas hay que ponerlas dentro y a medida que vayamos cogiendo el tono físico ir aumentando la intensidad de golpeo.
  • Tercer consejo para jugar al padel: intenta jugar la mayor parte de los golpes en cruzado. Es cuestión de lógica, ya que el ángulo de golpeo es mayor que en paralelo, por lo que el porcentaje de acierto será mayor. Esto no quiere decir que debas jugar siempre en diagonal, sorprende de vez en cuando con bolas paralelas que el contrario no espere.
  • Cuarto consejo para jugar al padel: no tengas miedo de abusar del globo. El fin último del padel es ganar la red y un buen globo suele ser la mejor forma de conseguirlo, así que siempre que tengas una bola fácil con tus rivales en la red usa este golpe para tomar la iniciativa.
  • Quinto consejo para jugar al padel: anticípate a la jugada. Es fundamental y a la hora de jugar partidos de buen nivel es lo que suele definir el marcador hacia un lado u otro. Ten en cuenta cosas como que cuanto más cruzado sea tu golpe, más en el centro debes situarte o que cuanto más profundo sea más debes avanzar hacia la red.
  • Sexto consejo para jugar al padel: usa la mano no dominante. El brazo que no sostiene tu pala de padel no está de adorno como muchos piensan. Debe ayudarte a mantener la pala en buena posición mientras esperas una bola y a equilibrarte cuando la golpeas. Usa esa otra mano para marcar la trayectoria de la bola.