Es una de las novedades más destacadas esta temporada 2015 y está llamada a revolucionar el mundo de las palas de padel. Su nombre es CURV y es la tecnología empleada por la marca Drop Shot en sus nuevas palas.

Consiste básicamente en emplear un material que nunca antes había sido utilizado en ninguna pala del mercado. Drop Shot ha incorporado por primera vez este material en la construcción de sus palas para 2015, consiguiendo increíbles beneficios que veremos a continuación.

El primero y más destacado de ellos es el hecho de conseguir que las palas Drop Shot con esta tecnología sean prácticamente indestructibles, como es el caso de la Drop Shot Conqueror 3.0, la pala que usará esta temporada uno de los mejores jugadores de padel de la historia: Juan Martín Díaz. Puedes ver cómo aguanta los impactos en el siguiente video:



Pero no es el único beneficio que esta tecnología exclusiva de Drop Shot aporta a sus palas, también proporciona una mayor salida de bola al ser un material más flexible que los utilizados habitualmente, lo que significa más potencia. Además es más ligero para una mejor jugabilidad y comodidad al sostener la pala.

Otras palas Drop Shot que llevan la tecnología CURV son la Drop Shot Latitude 1.0 y la Astro, una pala diseñada específicamente para mujeres. Para que te hagas una idea de la resistencia de este material, en la actualidad es empleado en la fabricación de chalecos antibalas y en algunas piezas de automóvil.

Así que gracias a esta tecnología CURV de Drop Shot no sólo mejorará tu juego, sino que además tus cabreos en la pista no tendrán consecuencias en forma de rotura cuando sueltes algún que otro palazo ;)